El acuerdo entre los gobernadores de Jalisco y Guanajuato para distribuir el agua del Río Verde, no es suficiente para que se concrete la presa del Zapotillo sino que se requiere que los pobladores acepten, así lo confirmó el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador en su conferencia mañanera de este jueves.

“Es muy importante el buscar en este caso un acuerdo, esa es la propuesta que hacemos, nos dejaron muchos problemas, esta presa la empezaron a hacer desde el gobierno del presidente Fox, no hubo acuerdo previo, siempre la gente de las comunidades afectadas se opusieron. Hemos estado buscando el arreglo para que se resuelva, lo que autorizamos fueron trabajos para reforzar la presa y evitar riesgos de inundación, estos arreglos son para proteger a la gente, pero no está resuelto el problema”

Dijo que se avanzó porque ya hay acuerdo entre los gobiernos estatales de Jalisco y Guanajuato, pero falta el acuerdo de la gente.

“Me he reunido con los gobernadores, participa CONAGUA, la secretaría de medio ambiente y me reuní hace poco con los pobladores de las comunidades y se acordó iniciar un proceso de dialogo. Les plantee 2 cosas, una que no podemos destruir lo que se hizo porque hay una inversión”.

El otro planteamiento, añadió, es que no van a usar la fuerza.

“En el caso que (los pobladores) acepten, se protegerá a la población, habrá indemnizaciones justas, resolver asuntos legales ya que hay una demanda de una empresa que era la que iba a hacer el acueducto”, concluyó.