Por: Redacción|RumboMX

(imagen lopezobrador.org.mx)

La casa de Bernardo Gómez, vicepresidente ejecutivo de Grupo Televisa fue el escenario de una reunión a puerta cerrada entre el Presidente, Andrés Manuel López Obrador, el canciller Marcelo Ebrard y Jared Kushner, yerno y asesor del Presidente estadounidense, Donald Trump.

“Estamos llegando a acuerdos para la posible firma de un compromiso de entendimiento para impulsar la cooperación con el propósito de que haya inversiones que se generen empleos y que se impulse el crecimiento económico no sólo de México, sino también de los países centroamericanos”, dijo López Obrador sobre la junta que se realizó el martes en la noche.

Aseguró que hay una “muy buena relación con el gobierno de Estados Unidos”; narró que Bernardo Gómez es un “amigo en común”, por lo que cenaron en su casa hasta las 10 u 11 de la noche.

Básicamente lo de la cooperación para el desarrollo, el que podamos firmar un acuerdo bilateral para garantizar inversiones en centroamérica y en el país, el orden de 10 mil millones de dólares para que haya empleos, haya trabajo y que la migración sea opcional, voluntaria, no forzada por la falta de oportunidades”, declaró AMLO.

Las reuniones seguirán; ayer visitaron el país sólo para tener esa cena en la casa del ejecutivo de Televisa, narró el Presidente.

El año pasado, antes de acabar su sexenio, Enrique Peña Nieto le dio al yerno de Trump la Orden del Águila Azteca, una condecoración de “alta distinción” que el gobierno mexicano puede dar a un extranjero, y que ha sido entregada a personajes como Disney o Gabriel García Márquez.

En esa ocasión, el argumento de Peña para darle el Águila Azteca a Jared Kushner, fue que él logró cerrar la negociación del nuevo Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá.